admin  Nov.07.2016 0 Comments
Jesus Es Luz

Los hijos de Dios deben estar bien adiestrados y siempre escuchar su voz; pero para poder escuchar esa voz, debe existir una relación intima y personal con Él. Es importante que podamos entenderlo y escuchar esa voz, porque a veces mezclamos la voz de Dios con la voz que tenemos en nuestro interior. ¿Cómo podernos discernir la voz de Dios?.

Por el conocimiento acerca de Dios, como Él obra en nosotros, y es fácil entender cuando conocemos su palabra, aprendemos a conocer la voluntad de nosotros y la de Dios. Cuando hacemos a un lado nuestra voluntad y dejamos que la voluntad de Dios se haga en nosotros vamos a ser unos cristianos victoriosos; Dios habla a través de su palabra a la iglesia que es el cuerpo de Cristo. la iglesia tienen que tener conocimiento porque Dios se revela a la iglesia; a diferencia del mundo se revela como un salvador, por eso muchos ministerios son diferentes; como pastores y evangelistas; el evangelista es levantado para llevar el evangelio de Cristo, mientras el Pastor es para exhortar y ayudar a la iglesia y también predicar las buenas nuevas de Salvación; la cual revela la verdad de Dios.

Cuando se le habla a la iglesia; el Espíritu de Dios le habla acerca de su relación con Dios, la Biblia Dice que el que tenga oídos que oiga lo que Dios tiene para la iglesia por lo cual el mensaje para el mundo es diferente porque no le conocen a Él.

El evangelio según san Juan nos dice que Dios es el buen pastor y nosotros las ovejas, está hablando de una buena relación y acercamiento; no somos extraños, él tiene intimidad con nosotros porque nos conoce, él es que nos libra de las manos de satanás porque Él ha venido para que tengamos vida y vida en abundancia.

Cuando nosotros somos sellados y apartados, nos hace parte del redil; él se pone a la puerta del redil y él dice: “los míos nadie los arrebata de mis manos” porque Dios siempre lo que quiere es bendecimos, pero tenemos que aprender a escuchar Su vos porque si conocemos su vos lo vamos a identificar, cuando Él nos está llamando.

Cuando somos ovejas no resistimos a la voz de nuestro pastor; porque si resistimos a la voz de nuestro pastor vamos a fracasar porque nosotros no tenemos fuerzas propias para enfrentar las tempestades, pero si tenemos a Cristo para poder enfrentar esas tempestades y también estamos revestidos del poder de Dios.

Para resistir al Diablo tenemos que tener al Espíritu Santo de Dios y para tener al Espíritu Santo necesitamos tener a Dios como nuestro Señor y Salvador, así que te invito a que te hagas parte de ese redil y puedas escuchar Su voz.

Pastor Silvio Tellez

Transcrito por Zulma Castro

Imprima Este Artículo Enviar por E-mail