admin  Nov.14.2016 0 Comments
Jesus Es Luz

Dios siempre quiere bendecirnos, y siempre nos seguirá bendiciendo; No hay nada imposible para Dios, nosotros no podemos comprarle nada a Dios, ni nuestra salvación. Si no que es un regalo de Dios y es por fe que la podemos obtener, si no le creemos a Dios nos puede pasar lo que paso en el tiempo de Noé. hay un dicho muy popular que dice que no nos damos cuenta de lo que tenemos, hasta que lo perdemos, así puede pasar si descuidamos nuestra relación con Dios, porque a veces tenemos muchas cosas,muchas bendiciones y no las aprovechamos, ni las apreciamos.

Debemos de entender y valorar lo que Dios nos ha dado, lo cual es la vida eterna, debemos valorar el sacrificio de Jesús en la cruz del calvario, valoremos la vida que Dios nos está dando, valoremos lo bueno que Dios ha sido y es con nosotros. cuando valoramos las bendiciones, nos damos cuenta de las grandezas de Dios y podemos vivir felices la vida, porque le servimos a Dios que es nuestro proveedor.

Cuando estemos pasando situaciones difíciles a nuestras vidas recordemos que hay personas que están pasando cosas peores que nosotros, ya sea en un hospital, en una cárcel, y eso nos hará reflexionar y entender muchas cosas de nuestra vida y nos daremos cuenta que lo que estamos pasando es algo pequeño comparado con lo que le pasa a otras personas.

Dios siempre quiere que escuchemos su voz, quiere dirigirnos a través de su palabra, por eso el hombre debe estar atentos. El Espíritu de Dios que mora en los creyentes, da testimonio de lo que es de Dios y lo que no es de Dios, hay muchas personas que viven de sentimientos, y la fe viene por el oír y escuchar la palabra de Dio. Uno de los problemas que siempre hay en las enseñanzas que dan los maestros es que las personas no atienden, no escuchan el llamado de Dios, muchos de nosotros no recibimos porque no oímos, no estamos atentos a Dios, cuando escuchamos la voz de Dios tienen que haber cambios, transformación, experimentando el perdón, el amor de Dios, la libertad de Cristo, libertad para adorar a Dios, pero demos abrir nuestro corazón porque él quiere bendecirnos, no debemos hacernos los fuertes, Dios a través de su Palabra nos enseña que antes teníamos un corazón de piedra, pero solo él puede cambiar ese corazón por uno de carne, para que podamos ser sensibles a la voz del espíritu, muchos creyentes dejan de tener una relación con Dios y su corazón se cauteriza.

La persona que vive practicando las cosas que desagradan a Dios pierden el temor de Èl y continúan en una vida pecaminosa de manera que una persona se acostumbra a esa vida porque su corazón se ha cauterizado. Si no hay una relación con el Espíritu de Dios no podemos saber lo que Dios tiene para nosotros, muchos de nosotros, aunque nos esté hablando Dios no escuchamos su voz.

Pastor Silvio Tellez

Transcrito por Zulma Castro

Imprima Este Artículo Enviar por E-mail